Historia de la OHB

 

En 1774 Joseph Priestley descubrió el oxígeno.

En 1830 tres médicos galos: Jurnod (Paris), Tolaire (Mompelier) y Pravaz (Lyon) introdujeron el O2 como método terapéutico y ello dio lugar a que en Europa se construyeran alrededor de 50 centros de medicina hiperbárica, entre los cuales sobresalió el fundado por Bertini en Montpelier.

En1878 El francés Paul Bert escribió su obra “La presión barométrica”, donde no sólo previó la mayor parte de las aplicaciones de la OHB, sino que describió las consecuencias de la intoxicación por oxígeno. En el siglo XX, Dr. Cunningham fabricó en Cleveland la mayor cámara hiperbárica del orbe, con 5 pisos y 64 pies de diámetro, donde aseguraba poder curar afecciones tales como la diabetes, la sífilis, el cáncer y otras.