Esclerosis Múltiple (EM)

esclerosis-multiple

 

En el tratamiento de la Esclerosis Múltiple la única evidencia de los beneficios terapéuticos es la estabilización del estado clínico del paciente de manera que la enfermedad no prosigue su avance.

Es el tipo de enfermedad progresiva o degenerativa que afecta principalmente las terminales nerviosas y musculares, requiere generalmente de una terapia profunda y prolongada para alcanzar una estabilización.

En las 2 últimas décadas, extensas investigaciones médicas alrededor del mundo, han demostrado que la Oxigenación Hiperbárica (OHB) puede jugar un rol sumamente importante en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple.

En muchos países Europeos, la oxigenación hiperbárica se considera como parte integral del programa de tratamiento para la EM, actualmente tan solo en Inglaterra hay más de 10,000 pacientes con EM que están recibiendo tratamiento de oxigenación con cámara hiperbárica.

La OHB reduce la sobre-actividad del sistema inmune y al mismo tiempo crea un ambiente favorable para la reparación de la mielina.

Es importante mencionar que la OHB no es una cura para la EM, su efectividad depende a la constancia con que se lleve el tratamiento. Pacientes sometidos a terapias de OHB han experimentado mejoras contundentes.

La Esclerosis Múltiple (EM) constituye la entidad más frecuente dentro del grupo de las llamadas enfermedades desmielinizantes, la cual a pesar de ser una de las principales causas de invalidez en adultos jóvenes se desconocen las causas y los mecanismos que la desencadenan.

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro y la médula espinal.

La Oxigenación Hiperbárica es una modalidad terapéutica muy potente para el tratamiento exitoso de la EM, sin los efectos adversos asociados a muchos de los medicamentos que normalmente se utilizan para combatir este mal. La explicación de una de las ventajas de la Oxigenación Hiperbárica como tratamiento para la EM se debe a la modulación del sistema inmune que ocurre con el oxígeno hiperbárico.

La Oxigenación Hiperbárica reduce la sobreactividad del sistema inmune y al mismo tiempo crea un ambiente favorable para la reparación de la Mielina. La Oxigenación Hiperbárica puede contribuir a mejorar la calidad de vida del paciente portador de Esclerosis Múltiple, su efectividad depende de la constancia con que se lleve el tratamiento. Los pacientes sometidos a terapias de Oxigenación Hiperbárica han experimentado mejoras contundentes.